Divagaciones Barcianas

Un espacio de publicación bastante esporádica sin un tema definido.

Tuesday, May 13, 2008

¿Cual es la diferencia?

-¿Cuál es la diferencia entre un elefante y un cocodrilo? -me preguntó el anciano. No era una pregunta, era su manera de pensar. La manera en como sus ancestros han pensado desde los albores de su tribu.

-Uno es mamífero, el otro es reptil. Uno vive en la tierra y visita el agua, el otro vive en el agua y visita la tierra. Uno es carnívoro, el otro es herbívoro. Ninguno tiene enemigos naturales.

-Pero ambos son cazados, ¿sí?

-Sí, ya veo. Los elefantes por su marfil, los cocodrilos por su piel. Ambos tienen el mismo enemigo: el hombre.

-No te das cuenta. Te pregunté la diferencia, no la semejanza.

-Le dije: -muchas diferencias.

-Te perdiste la esencial. La diferencia que los separa para siempre.

-¿Es una adivinanza?

-Ni una adivinanza, ni un misterio. Sino una verdad que puedes aprender… si escuchas.

-Estoy escuchando.

-El cocodrilo bebé sale del huevo como un depredador perfectamente formado. No madura, únicamente se hace más grande. ¿Lo ves? No aprende nada, desde el momento de su nacimiento lucha para sobrevivir. Si tiene éxito, si alcanza su tamaño completo, vive para cazar. Al nacer mide seis pulgadas, al llegar a adulto seis pies. Se puede medir la diferencia. Como depredador incrementa su poder, su habilidad. Pero no importa lo que suceda, ha nacido para ser lo que siempre será.

-Entiendo.

-¿Sí? Trabajas con niños. Para trabajar con niños debes conocerlos. El bebé elefante no puede ser autosuficiente, necesita cuidados, necesita protección. Sin amor, se muere. Dependiendo de cómo es criado, el bebé elefante crece para ser una bestia de carga, un actor de circo, una bestia afable contento de vivir en armonía con la manada, su familia. Pero hay elefantes que crecen para ser malos, peligrosos para el hombre. Dependiendo de cómo son criados. Esa es la clave ¿lo ves?

-Sí.

-Entonces pregúntate a ti mismo ¿Son los hijos del hombre cocodrilos, condenados a ser algo desde el momento de su nacimiento… o son elefantes, destinados a no ser nada en específico… y capaces de cualquier cosa?

Andrew Vachss


Post dedicado a todos aquellos que han pasado por la docencia y para esos docentes de tiempo completo llamados padres.
Traducción de un servidor.

8 Comments:

  • At 6:09 PM, Blogger Vidita said…

    Simplemente hermoso. ¡¡Vuelvo a confiar en que algo bueno puedo darles a estos latosos escuincles jijos del maíz!!!
    AUNQUE ES MAS LO QUE ELLOS ME DAN...y creo que nunca lo sabrán, pero to lo sé y lo siento. Esas caritas llenas de barritos y sus cuerpos llenos de hormonas, y sus miradas inquisitivas, sus actitudes rebeldes y un corazón lleno de inocencia y preguntas.

    LOS QUIERO CHAMACOS DEL ALMA!
    Si un día dejo de dar clase se que me voy a sentir muy triste y vacía.

     
  • At 8:14 PM, Blogger A said…

    Cierto pediatra suele decir:

    Los niños no son estupidos 'como la gente' (notese la clasificacion) ellos nacen listos, pero luego los echamos a perder...

    Sin duda somos elefantes, lastima que muchos llegan a una feria del horror.

    Besos favorecidos
    A

     
  • At 8:52 PM, Blogger Vidita said…

    Coincido A. alguien me contò una bella historia sobre elefantes:

    Se cuenta que un hombre cierto dìa visitò un circo y noto que el imponente elefante sòlo se mantenìa en su sitio atado a una breve estaca que sin duda con un pequeño jalòn podrìa romper en pedazos, zafarse y escapar. El hombre interrogò al dueño del circo y este le respondiò: -sin duda, claro que el elefante puede arrancar la estaca cuando èl lo desee, pero IGNORA que puede hacerlo...

     
  • At 7:03 PM, Anonymous gaby said…

    Muy bonita historia, siento que somos como los elefantes. Hace mucho mucho tiempo, daba clases en un kinder, en preprimaria y en maternal. y me sorprednió como una vez un chiquilín de preprimaria con todo el dolo del que puede ser capaz un ser humano le dijo a una niña que su madre había muerto y que ese día no la recogería más en la escuela.
    Recuerdo el mega drama que se armó en la escuela. Pero también que ese chiquillo era muy inteligente, sin embargo su inteligencia ya estaba encausada a hacerle daño al prójimo.

    A veces pienso en él, y espero que haya cambiado un poquito por su bien.

     
  • At 9:12 AM, Blogger Elvira said…

    Yo quisiera ser cocodrilo... prefiero ya saber desde una principioque sera de mi existencia en lugr de tener tantas interrogativas a lo largo de la vida, ademas el elefante es tonto, nosotros vemos que el puede ser algo mas, pero el miamo no se da cuenta... todo es isto desde afueeeeeeeeera

     
  • At 2:07 PM, Blogger strika said…

    Jajajaja, qué risa me ha dado el comentario de A. Ese pediatra tenía complejo de veterinario, ¿no?

     
  • At 5:36 PM, Anonymous El Gantus said…

    MMM Pos yo por las dudas le revisare los dientes a los condenados escuincles que son cocodrilos con piel de elefantitos
    Saludos

     
  • At 12:27 PM, Blogger A said…

    Strika sama: ese veterinario crio muchos animalejos en su infancia...puede que tengas razon

    -que risa con los dientes de los cocodrilos con piel de elefante.

    besos de trompita
    A

     

Post a Comment

<< Home